El Miedo

 

EL MIEDO

 

El miedo, herramienta de control total y efectivo al 100%.

El miedo ha sido utilizado desde el principio de los tiempos para someter, manipular, ahogar derechos…

Miedo a la enfermedad, miedo a perder mi casa, mi familia, mi trabajo, mi estabilidad, todo… y en lo profundo y oscuro de todos esos pequeños miedos el gran miedo, el miedo de todos los miedos, el miedo a la muerte, al final, y con ello el miedo a la vida. Porque por miedo a morir, dejamos de vivir.

Estados, gobiernos, religiones nos han sometido desde el comienzo de los tiempos con la simple creencia de que si no obedecíamos a sus, decretos, dogmas o leyes moriríamos, y esto ha servido para generar un entorno de inseguridad que ha sido alimentado con violencia y agresividad, y nos ha llevado a la práctica destrucción del mundo, de nuestro planeta. Añadiendo un miedo más, una herramienta de control mayor.

Con ello nos han manipulado para que no vivamos y así impedirnos desarrollar nuestro poder y nuestras capacidades reales, con la promesa de una vida mejor, después…

Grabovoi nos dice que no es necesario esperar a morir para disfrutar de una “vida plena” y la eternidad. Cristo ya nos habló de esto y se le malinterpreto, se usaron sus palabras para llevarnos de nuevo a la promesa de una vida mejor, después de la vida. Ambos, Grabovoi y Cristo, así como otras entidades y personajes metafísicos también conocidas nos instan a vivir aquí y ahora, el eterno momento presente, momento corriente como lo llamamos nosotros pues está en constante cambio y metamorfosis, vivir el presente pues es lo único que tenemos. Y para ello debemos eliminar el miedo, el gran miedo, EL MIEDO A LA MUERTE.

El Dr. Grabovoi nos dice que tú eres inmortal, porque tu alma lo es. Que el alma es inmortal nadie (o casi nadie) lo discute, en ello se han apoyado durante siglos para que malviviéramos hasta una muerte segura y que nos llevaría al paraíso, pocos son los que creen que después de morir no hay nada, y si nuestra alma es infinita y eterna, y ha sido creada por una Consciencia  Superior  que él llama el “Creador”, tanto física como científicamente es imposible que algo que es eterno cree una substancia que no lo sea. Porque como es dentro es fuera, como es arriba es abajo… así que si hemos sido creados a imagen y semejanza de un ser inmortal, no podemos morir, es más, tú mismo estas habitado por microorganismos que son inmortales, así que si ellos no mueren, ¿porque lo ibas a hacer tu? Porque… ¿sabías que las bacterias (las buenas y las malas) son inmortales?, pues lo son, estas lleno completamente de la cabeza a los pies de microorganismos que no morirán a no ser que los mates.

¿Así que, porque crees que una Consciencia Superior iba a crear un minúsculo microorganismo inmortal y a ti, llamado el Rey de la Creación, no darte esa capacidad? Mmmmm… piénsalo.

De alguna forma se nos ha inculcado la creencia de la mortalidad  porque si no tenemos miedo a morir, no tendremos miedo a nada, ni a la perdida, ni al poder, ni a cometer errores… a nada porque todo será fruto de nuestra capacidad creadora, y podríamos recuperar nuestro poder, y dejar de ser dependientes de un sistema que no nos ayuda a crecer y evolucionar sino, todo lo contrario.

Tanto los dogmas religiosos como los políticos y hasta los científicos, nos controlan para eliminar nuestras megacapacidades  y poner nuestro poder más allá de nosotros mismos y así poder ser manipulados.

Cuando seas consciente, de que eres UNA CONSCIENCIA en un cuerpo construido para poder navegar en este mundo nuestro y que esa consciencia lo puede todo, entonces conseguirás crear un universo basado en la ausencia de miedo, y lo contrario del miedo, es el AMOR. Y el amor es la sustancia de la que está hecho el universo. De la que estas hecha tú.

Así que si conseguimos entender que somos eternos, aquí, ahora, en este cuerpo, en este momento presente y eterno, conseguiremos eliminar todo lo que desequilibra y desarmoniza este mundo nuestro y elevaremos nuestra consciencia y la de todo el planeta para llegar a ser los SERES PERFECTOS Y ARMONIOSOS que realmente somos, y viviremos dentro de la NORMA, es decir, dentro del paraíso. Ese paraíso que se nos arrebató.

Carmen Cid Díaz

Sublicenciada E223SP

www.cursosgrabovoi.com

info@cursosgrabovoi.com

 


  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *