El ADN y la Información

 

EL ADN Y LA INFORMACIÓN

 

Una de las creencias más fuertes y arraigadas en nosotros es que estamos dominados por el ADN.

Aunque desde hace ya casi 20 años esto se demostró que no era así con el experimento del genoma humano sigue manteniéndose y perpetuándose como si de un dogma se tratase, (20 años después aún se enseña en las facultades de biología algo que se sabe que no es correcto) los científicos y biólogos siguen estudiando libros de texto que no son válidos y siguen sin cambiarlos. Es así por lo que nos hacen creer que el egoísmo, la violencia y la agresión son parte de una programación inmutable a la que hemos sido sentenciados gratuitamente. Creemos que la condición humana es evolucionar pero que venimos de animales violentos y agresivos que al ir evolucionando han dejado a un lado su naturaleza violenta y que cuanto más evolucionados somos, países más desarrollados, hay menos violencia, y en países menos desarrollados hay más porque somos seres violentos en desarrollo y está en nuestros genes.

Solo hay que ver las noticias (cosa que no recomiendo) para ver que, violencia hay en todas partes países desarrollados o no.

Así nos hemos convencido y justificado de la brutalidad de la destrucción de nuestro mundo como algo que es natural e innato en el ser humano y que no se puede cambiar, somos así genéticamente y eso es inamovible, pero en realidad esto no es así, y tenemos que empezar a cambiar este pensamiento ya, deshacernos de esta creencia, ya, o si no, nada va a cambiar.

Los genes no nos controlan, los genes son ALMACENES DE INFORMACION, y se expresan según la información recibida del entorno. Esa información se puede modificar y mejorar si cambiamos el entorno donde nos desarrollamos.

Entorno que es medio ambiental pero también mental. Nuestros pensamientos nos crean, crean nuestro cuerpo, y las reacciones que se dan en él, y por lo tanto nuestras dolencias y enfermedades. A nivel celular nuestros pensamientos nos van conformando, ya que, por si no lo sabes, nuestras células se convierten en lo que pensamos así que si piensas de forma poco positiva tus células responderán y replicaran a eso. Unas pequeñas células que se llaman neuroreceptores generan dependiendo de la positividad o negatividad que haya en tus pensamientos células que conectan con ellos y que se reparten por todo el cuerpo. Tus pensamientos viajan por todo tu cuerpo creando o destruyendo, de ti depende.

Cambiemos el entorno y cambiaremos los genes y la evolución, cambiemos nuestros pensamientos y cambiaremos nuestro cuerpo.

Hay varios estudios que han confirmado que cuando los animales, y por supuesto las personas se desarrollan en un entorno donde hay abundancia de recursos la agresividad disminuye, ¿Por qué? Porque el individuo se siente seguro, y tranquilo, y en unión con la naturaleza y el entorno y simplemente todo fluye. Cuando no hay miedo ni inseguridad, hay menos lucha y por ende los recursos se vuelven abundantes.

Así Grabovoi nos dice que el pensamiento positivo es tan importante, pero no solo el pensamiento, sino la palabra y la acción positiva, él siempre habla en positivo, siempre esta positivo, nunca en la queja o en el desagrado. Él nos dice que todo lo que existe en el mundo ha sido creado por la consciencia colectiva, en la cual está incluida la consciencia del Creador. Por lo tanto llegando a conocer las leyes de la omnisciencia recibidas del Creador se puede crear cualquier tipo de mundo y garantizar la vida eterna, de todo y de todos en equilibrio y armonía, con seguridad y sin miedo, creando un entorno seguro donde desarrollarnos hasta el infinito.

Nos dice que cuando se reconoce el mal que existe dentro de nosotros y en nuestra cultura (no con odio  si no con amor) dejaremos de proyectarlo y consecuentemente anulamos su poder, deja de ser dañino, deja de existir. Ese reconocimiento es el primer paso para despertar la Consciencia en nosotros mismos y en los demás.

Nos dice que tenemos que entender que  EL SER HUMANO ES UNA CONSCIENCIA CON UN CUERPO Y NO AL REVES.

Así pues deberemos generar un entorno seguro, siendo conscientes de nuestra capacidad de hacer el mal, para así anularlo y cambiar nuestros genes, llenarlos con información que nos haga sentir seguros, evitando la competitividad y la lucha, para promover el desarrollo infinito de los recursos, permitir el crecimiento y expansión de la tierra y avanzar desde el Ser Consciente y Creador para el bienestar común.

Todo lo que modificamos dentro de nosotros se refleja fuera, así modificamos el entorno y por ende el universo entero, volviéndolo un lugar más seguro, pacífico y habitable.

Cuida tus pensamientos…

Carmen Cid Díaz

Sublicenciada E223SP

www.cursosgrabovoi.com

info@cursosgrabovoi.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *