ELEVAR LA CONSCIENCIA… ¿Y ESO QUÉ ES?

En mis cursos, siempre hablo de elevación de la consciencia, en sus libros Grabovoi habla de elevar la consciencia, de estructurar la consciencia y prepararnos para la vida eterna, y no como algo metafórico, sino como realmente algo posible aquí y ahora, vivir en tu cuerpo tal como está ahora (o incluso rejuvenecer) y quedarte así para la eternidad… Pero ¿realmente la vida eterna es posible?

Bien, es ahí donde entra eso de “elevar la consciencia”. Cuando estás metido entre un montón de gente te resulta complicado ver por dónde va la calle por la que andas: si hay tanta, tanta gente que no puedes ver más allá del siguiente paso lo mejor es ascender, es decir, salir de entre la multitud, meterte en el edificio más cercano y subir lo más alto posible para, desde ahí, ver las opciones que se dan si sigues por esa calle y hacia donde debes dirigirte si quieres girar a la derecha o a la izquierda.

Pues con la consciencia es lo mismo, necesitas elevarte, salir del ruido de la consciencia colectiva y escapar del yugo de los egregores (como Grabovoi los llama) para poder ver que otras perspectivas te ofrece la vida: ¿tal vez la posibilidad de no morir nunca? ¿La posibilidad de no enfermar jamás y vivir para siempre, PARA SIEMPRE, ETERNAMENTE en un paraíso donde queda desterrado el dolor y el sufrimiento? Eso significa elevar la consciencia, ser capaz de ver esas posibilidades.

Pero sé que tal y como estamos ahora, en este “estado del ser”, en este “estado de consciencia colectiva” para ti es difícil creer en esa posibilidad, de hecho, casi puedo oír cómo tu mente gira emitiendo juicios sobre lo que está leyendo: “¿Vida Eterna?, están locos, menuda panda de lunáticos son estos”… Lo entiendo, la verdad que yo soy la primera que casi salgo corriendo cuando se lo oí decir al Dr. Grabovoi por primera vez pero, antes de encerrarnos para siempre en un manicomio, ¿me dejas que te cuente algo para, no sé, tal vez poder modificar un poco tu perspectiva?

Mi abuela tiene 93 años, ha vivido mucho y muchas cosas, cuando ella nació, los coches tal y como nosotros los conocemos, no existían, coches solo tenían algunos adinerados y en países lejanos, aquí cuando ella nació, íbamos en caballos, mulos, carros o carretas tirados por animales, así que imagínate si alguien le habla de un avión… Si a mi abuelita, cuando ella tenía 10 años, algún “loco” le hubiera dicho: “¿Sabes Vitoria? Cuando tengas 45 años, podrás volar de un continente a otro en un aparato que pesara más de 100 toneladas?”, mi abuelita probablemente hubiera dicho: “Usted está loco… ¡Eso es imposible!”, en realidad, esa sería probablemente su reacción y la de cualquier otra persona en esa época ante la idea de volar…

Sin embargo ahora, a todos nos parece lo más normal del mundo viajar de un lugar a otro, surcando los aires. ¿Vas viendo ya por dónde voy?

Pero mi abuela tenía otras dos opciones, además de creer que todo era una locura, podría haber dicho:

  • Bueno, puede ser, no entiendo cómo, ni se realmente lo que significa “volar” ni “avión” pero… ¿Por qué no?, que yo no lo vea o entienda no significa que no vaya a pasar.

Ese sería un estado de consciencia medio, una mente abierta que sin entender muy bien cómo, no se cierra a las posibilidades.

Pero podría tal vez haber respondido esto:

  • Seguro que sí, no sé cómo, no lo entiendo pero estoy segura que eso ocurrirá, aunque yo no lo llegue a ver, porque TODO ES POSIBLE.

Ese tercer estado sería un estado de consciencia elevado, que promueve solo con su capacidad de aceptar que puede ser posible que aunque ella no lo vea, o no sepa, ni imagine como, hay infinitas posibilidades que se pueden dar en esta vida.

¿Lo pillas? J, tener un estado de consciencia elevado no es ser muy espiritual o muy zen, es no emitir juicios y aceptar que todo puede ser posible.

Ahora cambia “avión y volar” por “vida eterna, no enfermedad, no muerte”… ¿En cuál de los tres estados anteriores te encuentras?.

Abre tu mente y vuela… ¡Hacia la eternidad!

Si quieres aprender más sobre esta rama de las enseñanzas de Grabovoi puedes acceder a nuestro curso “ALMA, CONSCIENCIA Y ESPÍRITU donde aprenderás más sobre VIDA ETERNA, y otros conceptos más espirituales de las Enseñanzas del Dr. Grabovoi.

Por Carmen Cid©

Sublicenciada E223SP –  A264ESP – P472ESP

 

Comentarios 5

  1. Gracias Carmen por este maravilloso artículo!!!!
    Ha sido como una bofetada del despertar!!! Muy bien explicado, tal y como se lo explicarías a un niño que aún no conoce mucho de la vida y así le llega. Aquí se podría cambiar la palabra vida por conciencia.
    Gracias de nuevo.

  2. Es cierto que nuestra mente ha ido evolucionando a través del tiempo. Ahora se nos abre el camino, con una clara explicación, indicándonos el método para elevar nuestra conciencia. Es preciso ascender, como lo recomienda el Dr. Grabovoi, para alcanzar y visualizar el premio de la vida eterna, aún cuando no nos corresponda experimentarlo en carne propia por la razón que sea. Todo es posible. Agradezco infinitamente estas sabias enseñanzas. Gracias

  3. Muy buen explicado que significa «Elevar la conciencia». Despertemos ya nuestro ser Divino Interior y seamos los verdaderos Dioses que somos . Mil gracias Carmen .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *