GEOMETRÍA, INFORMACIÓN Y CONSCIENCIA

Citando a Grabovoi:

“[…] En primer lugar hablaremos sobre la forma geométrica de la información. Considero cualquier evento externo, incluso los del futuro, como una forma determinada de información. Los elementos que constituyen la forma, se unen como mosaicos, igual que ocurre en la estructura del ADN. Observemos con atención la versión proteica de la organización de la materia, por ejemplo la estructura del ADN. Comparémosla con la estructura de una variante diferente de la proteica, por ejemplo, la de una piedra, y se podrá establecer como una ley, que la forma proteica se refleja en forma de una estructura cristalina, igual que la no proteica, como la piedra. Emite las mismas vibraciones que las procedentes de la materia que desde el punto de vista humano consideramos como inanimada. Sin embargo, esta afirmación es arbitraria. La mayoría de la gente ve el mundo de manera correcta. “De manera correcta” es una expresión arbitraria, porque existen puntos de vista diferentes. Yo interpreto los conceptos de lo vivo y lo inanimado a la manera tradicional. Simplifico conscientemente ciertas informaciones, reduciéndolas hasta obtener formas geométricas sencillas que permiten la comprensión rápida, sin disminuir su contenido de información.  […]”

Siguiendo lo que Grabovoi nos habla en este párrafo, me gustaría comentar con vosotros algunas informaciones que creo que son de vital importancia para entenderlo sobre la geometría. Esta, es digamos, la parte física, la parte dimensional de las matemáticas, de los números. La geometría tal como la conocíamos hasta ahora, tal como nos la enseñan en la escuela, es la que nos ayuda a movernos en el día a día y a entender y a ver la vida común, y construir de manera adecuada la vida actual. Por ejemplo, es la geometría que utiliza un arquitecto para hacer un edificio o que utilizamos cuando dibujamos algo o miramos alguno de los objetos que hay en nuestra vida cotidiana. Pero si vamos más allá tenemos que hablar de los fractales y la geometría fractal. En realidad, son algo muy importante en nuestra vida y es hacia lo que este párrafo nos quiere llevar. Cuando dice que convierte, lleva o resume todo a “cristales” y que es en esos cristales donde está la información, nos está hablando de este tipo de cristales mínimos, de la geometría fractal y de los fractales.

Pero ¿por qué quiero comentarte esto? Porque se supone que la geometría tiene que estar en todo, como dice Grabovoi, y la forma en que lo puedes ver es entendiendo esto. La geometría está en todo, desde una piedra, hasta un árbol, pero la geometría es ordenada y, sin embargo, si tú miras un bosque, por ejemplo, y te fijas en los árboles, cada uno de ellos es diferente y están organizados aparentemente de forma caótica, ¿no creéis? Es decir, tú ves un bosque y aparentemente es un caos pero, en realidad, hay un orden perfecto en esa estructura informacional, si lo mirásemos por microscopio y descubriéramos las formas fractales que generan ese bosque veríamos que, dentro de ese desorden, dentro de ese caos aparente, hay un orden perfecto y que cada uno de esos árboles tiene la misma estructura geométrica, es decir, tiene la misma información. Y así ocurre con todo, las piedras, los animales, las plantas y, por supuesto, con los seres humanos. Somos compendios de información con niveles de conciencia diferentes, pero todos con consciencia, es decir, una piedra no va a tener el mismo nivel de consciencia que un ser humano, pero no significa que no tenga nivel de consciencia. Por esta razón para Grabovoi, tanto los seres inanimados, como los seres animados, tal y como  dice en el texto, somos seres con consciencia, somos “seres vivos” todos, por esa razón no podemos dejar de tratar correctamente y hacer el bien como si de nosotros mismos se tratase, tanto a una piedra, como un animal, como una planta y como, por supuesto, a otro ser humano.

Somos parte de todo, y si miramos la ciencia actual tal y como es, pero no la ciencia que nos enseñan en el colegio o en las universidades sino la ciencia que se está desarrollando más allá de esos preceptos cuadriculados y herméticos que no dejan que evolucionemos en todos los sentidos, si miramos más allá de eso y nos volcamos en la epigenética, por ejemplo, nos vamos a encontrar con que una célula eucariota, es decir, las células que forman un cuerpo humano o un cuerpo animal, tienen también consciencia, y volviendo al texto, me gustaría comentar con vosotros algunas informaciones que creo que son de vital importancia para entender muchas de las cosas de las que Grabovoi nos habla en sus libros.

La geometría es la parte, digamos, física, la parte dimensional de las matemáticas, de los números. Grabovoi nos explica cómo todo se resume a cristales, todo está estructurado de forma geométrica en la naturaleza por eso, todo se puede reducir a geometría, es decir, a información, ya que esos cristales geométricos de los que él nos habla, son eso, información.

Y volviendo a las células que hablamos antes, uniéndolo a la consciencia de todo y de todos, si llevamos la atención a cómo un cuerpo físico está creado, quiero que sepáis que estas células de las que os hablaba anteriormente, también tienen consciencia. Por esa razón, pasaron de ser seres unicelulares, a ir agrupándose, especializándose y así formar diferentes tipos de organismos. Pero ¿Por qué un ser unicelular, se une a otros y forma un ser multicelular? La ciencia siempre decía, hasta hace poco, que el núcleo de la célula era lo importante y la membrana era, más bien, lo que protegía al núcleo. Ahora sabemos que la información, lo que hace que una célula se desarrolle, está en la membrana; y a mayor cantidad de información, es decir, a mayor membrana, mayor nivel de consciencia. Estas células, que tienen una inteligencia divina, sabían esto, por eso tendían a desarrollarse y desarrollar su membrana, pero tienen un límite de crecimiento, es decir, la membrana solo puede crecer hasta un límite, después se rompe. Y ¿qué hicieron cuando descubrieron estos límites? Empezaron a asociarse, asociarse de manera armoniosa y colaboracional, entendiendo que la unión hace la fuerza y que serían mejores y evolucionarían más si se unían y colaboraban.

Esto nos lleva a la teoría de Darwin, que nos dice que el ser humano se desarrolla y evoluciona por la ley del más fuerte. Bien, pues nuestras propias células nos están demostrando que no es así, que al igual que nuestras células se desarrollan por la armonía y la colaboración, el ser humano evoluciona y se desarrolla de la misma forma, jamás se ha visto a un riñón invadiendo la vesícula para conquistarla y reclamarla como suya ¿verdad que no? Nuestras células descubrieron, también, que serían más capaces de adaptarse al entorno si se especializaban y formaron grupos especializados que trabajaban por un bien común… ¿Te suena?

Nuestro cuerpo se ha ido desarrollando y se sigue desarrollando por colaboración, no por destrucción ¿Por qué entonces el ser humano sigue actuando de manera desarmoniosa con su entorno y sus semejantes? Información errónea o falta de información.

Si conseguimos recuperar nuestro poder y desterrar la creencia de que el mundo se desarrolla según la ley del más fuerte y la llevamos a lo que nuestras propias células nos dicen, asociarnos y convivir en armonía, crear y creer que el desarrollo es colaboración y evolución eterna, no existiría la violencia ni existiría la destrucción porque el Universo, el Creador, no se autodestruye jamás, simplemente se crea, se genera, se desarrolla, evoluciona y esto es algo que debemos empezar a trabajar ya porque el desarrollo de la consciencia nos lo exige, el desarrollo del ser humano nos lo exige. Debemos trabajar desde el amor y no un amor romántico sino un amor que significa conexión, unión, colaboración, con pasión y, a través de eso, desarrollarnos, evolucionarnos, seguir aumentando nuestro nivel de consciencia y crear un mundo libre de violencia, libre de destrucción, un mundo para la Macrosalvación, donde todos los seres conscientes, independientemente de su nivel de consciencia, puedan vivir y desarrollarse eternamente en paz.

Por Carmen Cid

Alumna del Dr. Grabovoi

Sublicenciada E223SP –  A264ESP – P472ESP

Comentarios 5

  1. Buenos dias! «) gracias por traducir la Informacion de Grabovoi, muy enriquecedora me encato la forma de describir el grado de consciencia atraves de la capacidad de la membrana asi como nos comunicamos «)

  2. exelente artículo, nos hace reflexionar que todos formamos un todo que debe ser y estar en armonía, para seguir desarrollándonos, maraviolloso

  3. Es tan cierto todo, uno trata de imponer sus creencias, ideas a otras personas, en consecuencia hasta llega a enemistarse con alguien a quien estimaba y era recíproco, porque ese otro ser a su vez quería imponer todo lo suyo. Hay mucho orgullo mal entendido, mucho ego, y ese gran deseo de tener siempre la razón. El mundo funciona mal porque son muchas mentes queriendo imponer sus convicciones unos a otros y queriendo adueñarse de poderes para manejar masas, como explicaste un riñón queriendo adueñarse de la vesícula. extraordinaria explicación la tuya, muchísimas gracias. Uno vá entendiendo así el porqué de tantas cosas.

  4. Gracias Carmen :
    Este texto tiene muchas lecturas, en cada una de ellas descubres una verdad diferente.
    Con la visión de Grabovoi se simplifican muchas cuestiones complejas. Yo estoy en estado de fascinación y agradecimiento.

  5. Excelente artículo. Es revelador ,nos acerca a la esencia, a la norma por la cual fue creado cuanto existe. Las distorsiones de la información crean la incoherencia recurrente que expirementamos a diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *